dermatitis atópica

La

piel atópica

se presenta con síntomas como enrojecimiento, picor, deshidratación… Aún no siendo grave en la mayoría de casos, conlleva malestar y la aparición de

eccemas en la piel

. El truco para su prevención es la hidratación y aporte de nutrientes a la piel. Encuentra los productos y evita la aparición de la

atopia

.

¿Qué es la dermatitis atópica?

Entre el 2% y el 5% de la población adulta y entre el 10% y el 20% de la pediátrica, se ve afectado por la dermatitis atópica. También conocida como eccema atópico o piel atópica, se trata de un problema cutáneo crónico, caracterizado por la deshidratación exagerada de la piel, produciendo problemas asociados a esta, como la descamación, irritación e hipersensibilidad de la misma.

En el transcurso de este problema, la función barrera de la piel se ve afectada por un déficit hídrico siendo un lugar muy propenso a ser atacado por diversos microorganismos. Cuando los microorganismos consiguen atravesar la débil protección de estas pieles, se activan los sistemas de defensa de la piel (sistema inmunológico), produciendo una serie de reacciones que acaban con la inflamación de la piel. Debido a esta inflamación, la piel se vuelve rojiza y aparece el picor y el malestar.

Las causas por las que puede aparecer la dermatitis atópica son múltiples, pero se sabe que la genética juega un papel fundamental, por lo que es habitual ver esta enfermedad en hijos de padres que ya la presentan. Además, el género (mujeres), climas fríos y contaminados, estrés… son factores que aumentan la probabilidad de que se desencadene esta enfermedad.

Dermatitis atópica tratamiento

Es importante diferenciar dos fases en el tratamiento. La dermatitis atópica es un problema dermatológico crónico, y como tal requiere un cuidado contínuo de por vida. Existe una fase aguda, en la cuál la enfermedad se exacerba y aparecen todos los signos típicos de la dermatitis (inflamación, enrojecimiento, picor…). Durante esta fase aguda, debemos disponer de un tratamiento especial con fármacos antiinflamatorios como los corticoides que deben ser recetados por un médico. Durante la fase crónica o de cuidado diario, el tratamiento se basará en la utilización de productos muy hidratantes, con una composición especial libre de ingredientes que puedan desencadenar la aparición de la fase aguda o brote.

Es muy importante destacar que las personas que sufren este problema, deben utilizar todo un set de productos (limpiadores, maquillajes, hidratantes, antiarrugas…) testado en pieles atópicas. Existen múltiples ingredientes capaces de desencadenar la aparición de brotes, como por ejemplo el níquel, formaldehído…

Cuidado diario piel atópica

Para evitar la aparición de brotes, el cuidado diario de la piel es importante. Por una parte debemos utilizar una serie de productos que ayuden a rehidratar la piel (facial y corporal) y por otro, debemos tomar un serie de hábitos que ayuden a mejorar el cuidado de la piel.

La rutina cosmética diaria debe componerse del uso de un limpiador facial por la mañana y por la noche y una crema hidratante tanto para rostro como corporal. Champús y geles que utilicemos para el baño también deberían ser específicos para pieles atópicas o al menos que eviten ingredientes agresivos con la piel.

Los hábitos que te recomendamos para seguir diariamente:

  • Utilizar ropa que respete la piel, como por ejemplo el algodón. Evitar las prendas compuestas por lana o tejidos que no transpiran como el nylon.
  • Evitar la exposición a climas muy fríos o cálidos.
  • Leer detenidamente la composición de los productos, evitando ingredientes agresivos con la piel.
  • Evitar rascarse la piel ante cualquier circunstancia.
  • La temperatura del agua de baños y duchas debe ser templada.
  • Evitar el estrés.

Productos para la dermatitis atópica

En nuestra página web podrás encontrar toda una gama específica para el cuidado de las pieles atópicas. En caso de cualquier duda, recuerda que siempre puedes contactar con nosotros para que te aconsejemos el producto que mejor se adapte a tus necesidades.