Sesderma atopises

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel hereditaria, caracterizada por la presencia de picor, picores, enrojecimiento, sequedad y descamación. Afecta sobre todo en los primeros años de vida pero al tratarse de un problema crónico, nos acompañará durante el resto de la vida.

La piel típica de las personas con dermatitis atópica son pie...

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel hereditaria, caracterizada por la presencia de picor, picores, enrojecimiento, sequedad y descamación. Afecta sobre todo en los primeros años de vida pero al tratarse de un problema crónico, nos acompañará durante el resto de la vida.

La piel típica de las personas con dermatitis atópica son pieles secas. Debido a esta sequedad, es un lugar para el cultivo para bacterias y virus, que contribuyen a empeorar el problema. Una de las causas de la deshidatación de la piel se debe a la falta de ácido linoleico, un componente habitual de la misma. Las ceramidas también se encuentran disminuidas, contribuyendo igualmente a la xerosis.

La deshidratación y malestar producen el típico círculo de picor-rascado, que también contribuye a acentuar la sobreinfección. Es imprescindible parar este ciclo para conseguir mejorar los síntomas de la dermatitis. Para conseguir esto, necesitamos atajar 4 puntos clave:

  • Evitar la deshidratación y sequedad de la piel potenciando la función barrera
  • Utilizar agentes inhibidores del sobrecrecimiento bacteriano
  • Calmar el picor y el enrojecimiento
  • Ayudar a reequilibrar el sistema defensivo de la piel

Descubre toda la gama de sesderma atopises y acaba con los brotes de dermatitis de una vez por todas ¡Tu farmacia de confianza!

Más