¿Qué es la cuperosis?

La cuperosis o rosácea es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de una inflamación que aporta el color rojo característico. Esta afectación es crónica, es decir, aunque podamos mitigar y disimular sus síntomas, nuestra piel va a requerir un cuidado de por vida para que no se descontrole la enfermedad. Aparece generalmente en la edad comprendida entre los 30 y los 50 años, aunque no es descartable que aparezca posteriormente. También se ha observado que afecta de forma más habitual a mujeres que a hombres, y sobre todo a aquellos con pieles blancas que tienen la piel sensible.

La cuperosis es una enfermedad que se produce por el mal funcionamiento de la unidad pilosebácea (contiene la glándula sebácea). Los enfermedad se puede manifestar con la aparición de granitos muy parecidos a los del acné, con una mayor sensibilidad al calor que produce un enrojecimiento facial persistente y con telangiectasia, que son las típicas venitas rojas en la cara que aparecen por la propia afectación de los capilares más superficiales del rostro. Además, en cuadros avanzados y generalmente en varones, se puede producir los que se conoce como rinofima que es un sobrecrecimiento desmesurado de la glándula sebácea. Esta última afectación afecta muy negativamente a la estética.

Aunque realmente no se conoce la causa concreta de la aparición de cuperosis, existen diversos factores que se ha visto favorecen su aparición:

  • predisposición genética
  • foliculitis
  • parasitación por Dermodex foliculorum
  • alteraciones digestivas por Helicobacter pylori
  • trastornos de glándulas sebáceas

Como hemos comentado, hay una hipersensibilidad por parte de los capilares sanguíneos frente a cambios de temperatura, pero este no es el único estímulo que origina el problema. El sol, los rayos UVA, las bebidas alcohólicas, comidas muy picantes o calientes y factores estresantes también pueden desencadenar la cuperosis.

Existen 4 subtipos diferentes de rosácea:

subtipos de cuperosis o rosacea

A medida que aumentamos el subtipo, la gravedad del problema y la afectación estética es mayor.

Tratamiento cuperosis o rosacea

Todos los tipos de rosacea tienen un factor en común, que es la inflamación. Todos los productos que bloqueen la inflamación o las causas que la producen podríamos utilizarlos para el tratamiento de la rosacea. Más concretamente, pasamos a explicarte las cualidades que debería reunir la mejor crema para el tratamiento de la cuperosis.

El mejor remedio contra la cuperosis

Azelaico

Muy utilizado en cosmética por sus grandes propiedades. Ha demostrado gran actividad para tratamientos tanto por rosácea como por acné.

Ver las ofertas

Impide el daño por UVB y UVA

Bloqueador solar

Protege la piel del efecto dañino del sol. Se recomienda que sean a base de bloqueadores minerales, mucho más respetuosos con la piel.

Ver las ofertas

Refuerza la microcirculación

Circulación

Potencia la circulación e impide el estancamiento de la sangre. Con ellos conseguirás un menor enrojecimiento facial.

Ver las ofertas

Rehidrata y protege tu piel

Hidratante

Ayuda a reforzar la dermis. Suelen ir acompañados de calmantes y pigmentos verdes que contrarrestan el efecto visual rojo que aparece en la cuperosis.

Ver las ofertas

Calma y tranquilidad para tu piel

Calmante

Efecto antiinflamatorio. Combaten la inflamación que aparece en la cuperosis así como devuelve la tranquilidad a la piel.

Ver las ofertas

Disminuye el efecto de los radicales libres

Antioxidante

Herramientas esenciales para combatir las sustancias dañinas que aparecen por el sol, contaminación, estrés... causantes en muchos casos de la rosácea.

Ver las ofertas

Recomendaciones rosacea o cuperosis

  • Busca productos destinados para pieles sensibles, con ingredientes que afecten lo mínimo posible a la fisiología de la piel. En nuestra web podrás encontrar directamente en la ficha del product si el producto está destinado a pieles sensibles.
  • Utiliza un limpiador facial adecuado. Eliminar la suciedad que se acumula en la cara tanto por la mañana como por la tarde ayudará a mitigar los signos de la cuperosis.
  • Cuando la enfermedad se presenta en forma de rinofima (subtipo 4), es importante acudir al dermatólogo. Existen tratamientos con láser (debe realizarlo un especialista) que son muy útiles para combatir estas afecciones.
  • La cuperosis es una enfermedad crónica, por lo que siempre deberás utilizar cremas para disminuir sus signos y tener precaución evitando los factores desencadenantes.
  • La rutina diaria de tratamiento debe comprender tres productos: un limpiador (mañana y noche), una crema tratante (mañana y noche) y un protector solar (por la mañana).

Comprar cremas cuperosis

Podemos ofrecerte una gran variedad de productos destinados a mejorar todos tus problemas. No dudes en consultar con nostros en este mail contacto@thefarma.co en caso de que tengas cualquier duda. Estamos encantados en poder ayudarte. Los mejores precios los podrás encontrar aquí, en tu farmacia online de confianza ¡TheFarmaco!