calmante

Es habitual que debido a agresiones externas, nuestra

 piel se irrite

 apareciendo rojeces y una sensación de malestar. Existe una amplia gama de cosméticos formulados con

 agentes calmantes, como el aloe y la camomila

 que actúan frente a la irritación y devuelven el bienestar a nuestra piel. Acaba con las

 rojeces, la inflamación y la piel irritada.