hidratante facial

Nuestro

 rostro

 esta continuamente expuesto a agentes externos como el frío, el viento, el calor… que atacan a las

 capas más externas de la dermis

 y proporcionando un aspecto de sequedad, falta de luminosidad e incluso aparición de picores y malestar. La utilización de un

 hidratante facial

 aportará una protección adecuada además de proporcionar los nutrientes necesarios para que nuestra piel vuelva a estar radiante, lisa y confortada.