¿Qué es el índice de masa corporal?

El índice de masa corporal o IMC es un herramienta segura y fácil de calcular para medir el grado de obsesidad y sobre peso. Se calcula con los datos de nuestro peso y altura. El índice de masa corporal es una estimación de la cantidad de grasa corporal y se ha utilizado como herramienta para establecer el riesgo de enfermedades relacionadas con la grasa corporal, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares. A mayor sea nuestro índice de masa corporal, mayor es el riesgo de sufrir estas enfermedades.
Aunque el índice de masa corporal se utiliza de forma habitual en hombres y mujeres, es importante destacar que tiene algunas limitaciones:
Puede sobreestimar el contenido de grasa corporal en personas muy atléticas
Puede infraestimar el contenido de grasa corporal de personas que han perdido gran cantidad de músculo (personas mayores, personas desnutridas…)
Utiliza nuestra calculadora si deseeas calcular tu índice corporal.

Peso
Altura

¿Cómo interpretar el índice de masa corporal?

El índice de masa corporal es un número que mide la delgadez u obesidad de las personas, permitiendo a los profesionales de la salud discutir de forma mucho más objetiva acerca del sobrepeso de sus pacientes. Se ha convertido en una herramienta muy utilizada dada la simplicidad de su cálculo. Las categorias del IMC son las siguientes:

  • Valor menor de 18,5: significa peso por debajo de lo normal. Podría indicar malnutrición, un desorden alimenticio… que podría conducir a problemas de salud.
  • Valor entre 18,5 y 25: peso óptimo
  • Valor entre 25 y 30: peso superior al recomendado (sobrepeso)
  • Valor superior a 30: indicativo de obesidad

tabla índice masa muscular adultos

Índice de masa muscular en niños (de 2 a 20 años)

En el caso de niños se debe interpretar el índice de masa muscular en arreglo a su edad y sexo. En este caso, tras el cálculo del IMC se debe recurrir a tablas como la que aquí se muestra. En este caso se extraen percentiles. Podemos observar líneas para el percentil del 97%, 95%, 90%, 85%, 75%, 50%, 25%, 10%, 5% y 3%.

¿Cómo se interpreta un percentil? Por ejemplo, si tu hijo esta en la línea del percentil 90 para su edad, significa que tiene un IMC superior al 90% de los niños de su misma edad.tabla índice masa muscular niños

Consecuencias de un IMC elevado

Cuando el índice de masa corporal sobrepasa supera el límite de la normalidad, aparece el sobrepeso o la obesidad. En estos casos hay un riesgo aumentado de sufrir ciertas enfermedades, entre las que destacan:

  • Enfermedades cardíacas
  • Dislipemias
  • Diabetes tipo 2
  • Hipertensión
  • Osteoartritis
  • Apnea del sueño
  • Infartos y enfermedades circulatorias
  • La obesidad está relacionada con varios tipos de cáncer (hasta 10), entre los que se incluye el de endometrio, mama y colon.

En personas no fumadoras, el sobrepeso y la obesidad están asociados con un 51% más de mortalidad en comparación con las personas que han mantenido un peso normal.

Limitaciones del índice de masa corporal

El IMC es un índice muy sencillo de calcular, pero tiene muchas limitaciones a la hora de su interpretación.

Problemas con la altura

Al dividir por el cuadrado de la altura, este factor va adquiriendo mayor importancia a medida que se hace mayor. Por tanto, en personas altas se calculará un IMC aumentado y en personas bajitas se calculará un IMC menor.

En personas muy altas o muy bajas, se deben utilizar otros índices para calcular la masa corporal de una forma más óptima. Otras herramientas que se pueden utilizar: circunferencia de la cintura, anchura del codo…

No diferencia entre masa muscular y grasa

Esta fórmula es una estimación que asume un procentaje entre masa grasa y muscular siempre igual. En casos en el que uno u otro esté aumentado, se darán desviaciones de la fórmula y se debe interpretar adecuadamente.

Este es el ejemplo de los atletas, los cuales tienden a valores más altos de masa corporal aún conteniendo porcentajes de grasa muy bajos. Esto se debe a que estas personas desarrollan mucho más la masa muscular desviando así los valores que se obtienen con la fórmula. En este caso es más recomendable la medición de los pliegues de la piel, ya que con ellos se obtienen valores más reales.