bebé y dermatitis del pañal

Dermatitis del pañal, el problema que afecta al culito del bebé

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un 25% de los bebés desarrolla durante las 4 primeras semanas de vida la dermatitis del pañal. Este porcentaje aumenta hasta casi el 100% si aumentamos el plazo a los primeros dos años. Estos son los resultados a los que llega un estudio realizado en el Reino Unido.

La dermatitis del pañal se manifiesta en forma de rojeces, inflamación, granitos… que producen molestias en los bebés. En casos más graves o muy recurrentes puede incluso erosionar la piel o formar lesiones más graves conocidas como pústulas o nódulos.

La dermatitis del pañal aparece como consecuencia de la suma de cuatro factores que se dan en los bebés:

  • Maceración: el exceso de agua crea un sistema ideal para el desarrollo de microorganismos. El efecto directo es la afectación de la función protectora de las capas más superficiales de la piel.
  • Fricción: el roce entre pañal y piel es un factor muy a tener en cuenta en el desarrollo de la dermatitis.
  • Orina: un aumento de la producción de orina (los recién nacidos orinan en torno a 20 veces al día durante los primeros meses de vida), acompañado de un aumento de su pH, favorece la aparición de la dermatitis.
  • Heces: con una cantidad superior a los adultos de enzimas altamente irritantes en las heces. Este es el factor irritante más importante una vez la barrera de la piel ha sido debilitada.

Hoy en día, los pañales están especialmente diseñados para eliminar rápidamente toda la humedad gracias a los geles que incorporan durante su fabricación (pueden absorber hasta 30 veces su peso). Además, se fabrican con materiales sintéticos que llevan una capa de activos emolientes y se ajustan mejor a la cintura para reducir la fricción entre la piel y el pañal.

Pese a todas estas medidas, la realidad es que los recién nacidos siguen sufriendo problemas de dermatitis. La aparición de diarreas por cualquier causa (problemas gastrointestinales, la toma de antibióticos…) es el factor más importante a tener en cuenta en el desarrollo de la dermatitis. Por ello, debemos tener un especial cuidado durante el transcurso de esta situación.

Otro factor muy importante es la utilización de productos que no están etiquetados para el uso especial en bebés. La presencia de determinados ingredientes, como alcohol, jabones irritantes o algunos perfumes y conservantes, también son desencadenantes habituales de la dermatitis.

Los lugares más habituales de afectación son las zonas con pliegues, como las ingles (donde la fricción es más alta) y la zona perianal (donde el pañal no consigue eliminar adecuadamente las heces).

Consejos y recomendaciones para mantener a los bebés alejados de la dermatitis:

  • Uso de pañales y toallitas limpiadoras de alta calidad, fabricados especialmente para bebés, y que contengan activos que prevengan la aparición de dermatitis como antiinflamatorios o emolientes.
  • Cambiar los pañales tan rápidamente como sea posible después de una deposición. De esta forma limitaremos el tiempo que las enzimas digestivas están en contacto con la piel.
  • Aplicación de cremas emolientes, hidratantes y nutritivas, que reforzaremos y aporten resistencia a las capas exteriores de la piel.
  • Evitar cualquier agente sensibilizante e irritante en la piel. Utiliza exclusivamente productos etiquetados para bebé y de marcas de confianza.
  • Si la dermatitis se prolonga por más de 3 días, es conveniente visitar al pediatra, ya que puede ser necesario un tratamiento antimicrobiano o antiinflamatorio.
  • El óxido de zinc es un compuesto que ha demostrado tener muy buena actividad frente a la dermatitis del pañal.