Sol amanecer

¿Debo tomar suplementos de vitamina D?

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ya son varios los estudios científicos publicados que señalan un déficit o hipovitaminosis de vitamina D en la población. Por ejemplo, un estudio realizado en España observó que un 87% de personas mayores de 64 años tenían niveles inferiores a los recomendados de vitamina D. Otro sobre estudiantes universitarios, indicaba que el 61% sufría hipovitaminosis.

La fuente principal de vitamina D es la exposición solar. En nuestra piel disponemos de una molécula conocida como dehidrocolesterol, que en contacto con la radiación ultravioleta (UV) del sol, produce el colecalciferol o vitamina D3. Una vez formado el colecalciferol, debe aún pasar por el hígado o el riñón para formar la molécula activa de la vitamina D, conocida como calcitriol.

La vitamina D desempeña muchos efectos en nuestro organismo, quizá el más conocido es su capacidad para regular los niveles corporales de calcio. Esto tiene gran importancia para el crecimiento de los niños y para conseguir unos huesos fuertes. De hecho, niveles bajos de esta vitamina están asociados a diversas enfermedades óseas, como osteomalacia o raquitismo.

Las recomendaciones de ingesta diaria de vitamina D dependen de la edad:

  • Menores de 1 año se recomienda consumir 10 mcg de vitamina D3 al día
  • Entre 1 y 70 años se aconsejan 15 mcg diarios.
  • Mayores de 70 años se recomiendan 20 mcg al día.

Hay que tener en cuenta que, aunque los grupos médicos recomienden las dosis citadas, la legislación Europea establece una recomendación diaria menor (5mcg al día) y lógicamente esto es lo que viene en el etiquetado de los alimentos.

Si bien es importante mantener los niveles de vitamina D por encima de un límite, también es importante saber que las dosis excesivas de vitamina D también pueden provocar intoxicación (desmineralización ósea, dolor, debilidad muscular…).

Los déficits de vitamina D se han asociado con multitud de problemas:

Vitamina D y fracturas óseas

La suplementación con vitamina D y calcio puede disminuir o prevenir el número de fracturas óseas. Es una práctica muy habitual en medicina recomendar su consumo en mujeres mayores, ya que tienen una mayor probabilidad de sufrir fracturas.

Vitamina D y mortalidad

Varios estudios han demostrado que la suplementación con vitamina D puede disminuir la mortalidad, sobre todo en mujeres ancianas con riesgo alto de fracturas y caídas.

Vitamina D y cáncer

Aunque en teoría la vitamina D debería tener un papel protector frente al cáncer, no se ha conseguido demostrar esta función en ningún estudio.

Vitamina D e hipertensión

Ocurre igual que con el cáncer, aunque la vitamina D tiene funciones que disminuyen la tensión arterial, no se ha conseguido demostrar.

Vitamina D, raquitismo y osteomalacia

La exposición insuficiente al sol de las sociedades industrializadas ha propiciado que esta enfermedad que estaba prácticamente erradicada resurgiera de nuevo. La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria recomienda la suplementación de niños y adolescentes con vitamina D:

  • El contenido de vitamina D en la leche humana es bajo, por lo que los niños menores de un año alimentados exclusivamente con leche materna necesitan suplementos de vitamina D, iniciando su administración en los primeros días de vida. Las formulas artificiales de lactancia contienen aproximadamente 400 UI/litro de vitamina D, por lo que también los niños alimentados con fórmulas necesitarán suplementos de 400 UI/día de vitamina D hasta que sean capaces de tomar un litro de fórmula al día.
  • A los niños mayores de un año o adolescentes, de forma general, se les recomienda para la adecuada producción de vitamina D la exposición al sol sin protección solar durante 10-15 minutos al día teniendo el rostro y parte de los brazos al descubierto durante la primavera, el verano y el otoño. En invierno por encima de 40º de latitud norte no se producirá vitamina D. Parece adecuada la suplementación con vitamina D en niños expuestos poco al sol o que lo hacen con protección solar, niños que llevan el cuerpo cubierto por motivos culturales o niños de piel oscura.

En parafarmacia y farmacia existen muchos preparados multivitamínicos con diversas concentraciones de vitamina D perfectos para asegurar el consumo diario de vitamina D.