acondicionadores del cabello

Conoce cómo actúan los acondicionadores para el pelo

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los acondicionadores mejoran la sensación, apariencia, plenitud, lubricidad, reflectancia y manejabilidad del cabello, pero ¿sabemos cómo lo hacen?.

estructura_peloLos tratamientos sobre el cabello o los agentes externos, como por ejemplo el teñido del cabello, el sol o el viento, afecta de forma negativa a la parte más externa del pelo, llamada cutícula. La cutícula constituye la primera línea de defensa del pelo, aporta gran resistencia mecánica a la vez que previene la pérdida de agua a través del cabello. Si hacemos una foto a la cutícula con microscopio electrónico, podemos ver que esta formada por pequeñas escamas. Estas escamas se ordenan de forma perfecta en pelos sanos, per cuando el pelo está dañado, las cutículas están levantadas formando una superficie rugosa.

cuticula
Cutícula sana frente a cutícula desgastada

Los daños en la cutícula tienen connotaciones estéticas negativas sobre el pelo, como falta de brillo, falta de suavidad… Precisamente para solventar este problema, se idearon los acondicionadores del cabello. De forma ideal, estos reordenan de nuevo la cutícula haciendo desaparecer todos los problemas.

El sebo naturalmente secretado por nuestro cuero cabelludo es el acondicionador natural de nuestro cabello. Sin embargo, con la utilización cada vez más frecuente de champús que limpian de forma profunda el pelo, el sebo se elimina y por tanto desaparece su actividad.

¿Cómo actúan los acondicionadores?

La cutícula está formada por unas células aplanadas llamadas queratinocitos. Reciben este nombre porque están repletos de una proteína llamada queratina que aporta la resistencia al cabello.

La queratina es una proteína que tiene cargas aniónicas (carga negativa) de forma natural. Esto es importante, ya que en este aspecto fundamental se basa la actividad de los acondicionadores.

Los acondicionadores están formados por surfactantes catiónicos (con cargas positivas), que se se unen con las cargas negativas de las proteínas del pelo. La unión del acondicionador con el pelo ejerce varias actividades:

  • Reducción de la electricidad estática: relacionado directamente con la desaparición de las cargas negativas del pelo. Permite que el pelo se deslice de forma mucho más fácil, y por tanto procesos como el peinado o el desenredado del cabello serán mucho más sencillos de realizar.
  • Alisan la cutícula del cabello: devuelven el aspecto sano al pelo. Esto contribuye a mejorar el peinado y el desenredado pero además también mejora la reflectancia de la luz por parte del pelo, de tal forma que mejorarán el color y el brillo.
  • Mejora el empaquetamiento del pelo: al devolver la cutícula a su estado original, es una herramienta perfecta para luchar contra la tricoptilosis (puntas abiertas) y el pelo desgastado.
  • Suavidad del pelo: relacionado también con la mejora de la cutícula. Acaba con las cutículas escamosas mejorando el tacto del pelo.

¿Qué ingredientes encontraremos en las etiquetas?

Como hemos comentado, el ingrediente principal del acondicionador será el surfactante catiónico, que lo podemos encontrar bajo muchísimos nombres, los más habituales: Cetyltrimethylammonium chloride, behentrimonium or propyltrimonium, stearamidopropyl dimethylamine.

Además de estos, también encontraremos activos emolientes, que ayuden a mejorar la suavidad y el tacto del pelo, polímeros derivados de proteínas, que mejoran el empaquetamiento del mismo y muchos otros como conservantes o emulsificantes.

Como hemos comentado, el acondicionador natural del pelo es el sebo, y por ello es de esperar que otros aceites también desempeñen esta función de acondicionamiento. En este sentido, también se han desarrollado muchos acondicionadores con la etiqueta de natural, basado en la actividad de aceites naturales, como el de oliva, jojoba o de pepita de uva. Otros aceites sintéticos que también podemos encontrar en los acondicionadores son los basados en la silicona, como la dimethicona, dimethiconol o cyclomethicona.

Podemos ver que las propiedades de los acondicionadores dependerán en gran medida de su composición. Es muy importante elegir el acondicionador adecuado para el pelo determinado. ¿Sabes cuál es el mejor para ti?