Aftas, llagas, estomatitis aftosa

Aftas y llagas en la boca

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Las llagas o aftas son problemas que afectan a la mucosa bucal y que todos, en alguna circunstancia hemos sufrido. De hecho, las aftas afectan hasta a un 5-25% de la población. En este artículo revisaremos las causas de su aparición, los tipos y los tratamientos más habituales

QUÉ SON LAS AFTAS

La estomatitis aftosa, aftas o más comunmente llagas, son ulceraciones que se producen en las partes más blandas de la cavidad bucal (mucosas) y faringe. Habitualmente suelen afectar a la mucosa que forma los labios o al paladar blando.

Afta labial

LLAGAS EN LA BOCA CAUSAS

Aunque realmente no está clara cual es la causa por la que se producen las aftas, sí que se sabe que hay muchos factores que predisponen a su formación. Entre ellos: factores genéticos, alergia a determinados alimentos, traumas locales (importantes en personas que llevan ortodoncia), alteraciones endocrinas (ciclos menstruales), estrés, ansiedad, virus, bacterias…

El mecanismo por el cuál se producen está relacionado con el sistema inmunológico. Se ha visto que en la saliva de las personas con aftas hay niveles aumentados de ciertas moléculas que predisponen a la inflamación. En este sentido, se produce un aumento de células del sistema inmunológico en la mucosa bucal (sobre todo unas llamadas linfocitos) que en última instancia provocarán la inducción de la formación de la afta.

Además, hay ciertas enfermedades que predisponen a la formación de aftas, como enfermedades hematológicas, inmunológicas o incluso la deficiencia de algunas vitaminas (B9, B12…).

TIPOS DE AFTAS

Las lesiones típicas de las aftas son pequeñas, dolorosas, redondeadas u ovaladas y generalmente con un halo circundante enrojecido indicativo de inflamación.

  • Afta menor: Es la más común de todas afectando a un 70-85% de personas. Se manifiesta como una pequeña lesion oval cubierta por una especie de membrana blanca o grisácea. Suelen aparecer de 1-5 aftas a la vez, con menos de 1 cm de diámetro. Habitualmente se suelen resolver en 4-14 días.
  • Afta mayor: suelen medir 1 cm de diámetro, perduran durante bastante tiempo (hasta 6 semanas) y suelen dejar cicatrices.
  • Herpetiforme: se producen salidas con muchas aftas (pueden llegar a ser más de 100), muy dolorosas y pequeñas. Suelen aparecer de forma más habitual en mujeres y en personas mayores.

Tipos de aftas

TRATAMIENTO DE LAS AFTAS

Como he comentado anteriormente, las aftas suelen ser procesos leves que se resuelven en 4 a 14 días. El tratamiento típico de este tipo de aftas se puede realizar con preparados que contienen:

  • Ácido hialurónico: se adhiere a la mucosa, donde gracias a su capacidad para absorber agua, forma un gel que se queda adherido al afta. Favorece la cicatrización del afta disminuyendo el tiempo de curación.
  • Agentes calmantes: la presencia de extractos de plantas con propiedades calmantes es habitual. Un clásico es el aloe vera.

En caso que exista recurrencia de estos episodios, podríamos añadir un colutorio que contenga clorhexidina. La clorhexidina es un buen antiséptico utilizado en multitud de circunstancias que conlleven sobreinfecciones en la cavidad bucal, como puede ser gingivitis, aftas…

Cuando las aftas se manifiestan en las situaciones más graves (aftas mayores o de tipo herpetiforme), se recomienda acudir al médico para que nos prescriba el tratamiento más adecuado. En este punto, se pueden recomendar diversos tratamientos basados en:

  • Corticoides
  • Antibióticos
  • Anestésicos locales
  • Analgésicos

Ahora ya sabes identificar las situaciones más graves en las aftas y sabes cómo tratarlas.  En nuestra web disponemos de productos de alta calidad para tratar el 90% de las situaciones que se puedan presentar, ¿quieres verlos?.