Ácido glicólico

Ácido glicólico, molécula clave en cosmética

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El ácido glicólico es un clásico de los productos cosméticos. Este ingrediente constituye una de las moléculas más estudiadas en dermatología y uno de los reclamos más importantes en el mundo de la belleza. Pero, ¿todas estas afirmaciones respecto a la molécula son ciertas?.

Ácido glicólico molécula
Molécula de ácido glicólico

El ácido glicólico es una molécula muy pequeña que pertenece al grupo de los alfa hidroxi ácidos (AHA). Estos AHA se encuentran de forma natural en las frutas y por ello, en muchas ocasiones también nos referimos a ellos como los ácidos frutales (presentes en tomate, mango, caña de azúcar, manzana…). A parte del ácido glicólico, también pertenecen a los AHA otras moléculas como el ácido láctico, ácido mandélico o el ácido cítrico muy utilizados también en cosmética y con propiedades semejantes al glicólico.

ÁCIDO GLICÓLICO PROPIEDADES

El ácido glicólico es una molécula que de forma natural está presente en la piel (también otros AHA como el ácido láctico). A medida que se investiga más y más, se está observando el papel central que desarrolla a nivel dérmico. Entre las propiedades más importantes destacamos:

Regulación de la descamación normal de la piel

Como media, la piel se renueva aproximadamente cada 28 días. Esto significa que las células dérmicas que están en contacto con el exterior se van desprendiendo de una forma organizada día a día, al mismo tiempo que otras nuevas se van formando.

Son muchos los factores y las enfermedades que pueden afectar de forma negativa a este ciclo. Situaciones de estrés, falta de sueño, la exposición a la radiación UV o la piel envejecida pueden ser alguno de ellos. El resultado es una piel engrosada en la que las células tienen dificultad para desprenderse. A simple vista se puede observar como que ésta se torna ligeramente blanquecina y con presencia de pequeñas escamitas que proporcionan un aspecto poco deseado. El ácido glicólico es capaz de regular este proceso, facilitando que la piel externa se suelte mejor e impidiendo la aparición de estos efectos indeseados.

A concentraciones más altas el ácido glicólico es un muy efectivo exfoliante. Por ello, en muchas ocasiones lo veremos formando parte de productos exfoliantes.

Rehidratación de la piel

El ácido glicólico es una molécula con capacidad humectante. Esta característica le otorga una gran apetencia por el agua, de tal forma que puede atraerla a modo de imán para hidratar la zona en la que se encuentra.

Gracias a ello, el ácido glicólico es un efectivo hidratante. Las ventajas de una piel hidratada son múltiples, mejorando su función barrera, mejorando su aspecto…

Remodelamiento dérmico

Diversos estudios han demostrado la capacidad del ácido glicólico para aumentar los niveles de diversas moléculas en la piel. Entre estas moléculas, destacamos los aumentos de ácido hialurónico y de colágeno. Ambas sustancias están de forma natural en la piel para proporcionar hidratación, densidad, tersura… y por tanto ejercen un efectivo efecto antiarrugas.

ÁCIDO GLICÓLICO ¿PARA QUÉ SIRVE?

Pues bien, una vez conocemos las propiedades del ácido glicólico, nos podemos preguntar en que circunstancias es acertado utilizarlo en nuestra piel. Básicamente, el ácido glicólico tiene tres acciones:

Acción hidratante: mejora la hidratación dérmica gracias a su efecto humectante.

Acción antiarrugas: gracias a su acción remodelante de la piel, aumenta los niveles tanto de ácido hialurónico como colágeno, dotando de mayor densidad a las pieles más mayores. Además, el efecto exfoliante que ejerce ayuda a eliminar pequeñas arrugas que puedan aparecer en el rostro.

Acción exfoliante: a concentraciones más altas, el ácido glicólico es un excelente exfoliante. Forma parte de los exfoliantes conocidos como químicos.

Acción antiacnéica: por sí mismo es capaz de mejorar las inflamaciones acnéicas y de prevenir la formación de nuevas.

Acción sinérgica de otros agentes tópicos: mejoran la acción de otros tratamientos que actúen sobre la piel, como antibióticos, antiacnéicos o antimanchas.

ÁCIDO GLICÓLICO PRODUCTOS

Como ya hemos comentado, el ácido glicólico es una molécula conocida desde hace mucho tiempo por sus valiosas propiedades. Por ello, son muchos los fabricantes de productos cosméticos que han sacado líneas y productos basados en la acción de esta pequeña moléculas. Entre ellos, podemos destacar:

Línea acglicolic Sesderma

Todas las gamas presentan diferentes concentraciones de ácido glicólico en su composición.

ÁCIDO GLICÓLICO EFECTOS ADVERSOS

Si bien es una molécula presente de forma natural en la piel, el ácido glicólico puede presentar algunos problemas que no son graves pero es importante conocer.

El efecto adverso más habitual es el picor o el disconfort que produce en la piel tras su aplicación. Sin embargo esto ocurre únicamente durante las primeras veces que aplicamos el producto sobre nuestra piel. A medida que pasan las aplicaciones, nuestra piel se acostumbra y ya no vuelve a aparecer este problema. Para evitar al máximo su aparición, recomendamos que las pieles no acostumbradas al ácido glicólico inicien los tratamientos con productos que tengan concentraciones bajas de glicólico.

Las pieles sensibles tienden a sufrir más los efectos adversos del glicólico. Por ello, en las pieles más sensibles y reactivas, podríamos buscar la acción de otras moléculas (también del grupo de los AHA) que presenten menor reactividad, como seria el ácido mandélico.