Aceleradores del bronceado y autobronceadores

Aceleradores del bronceado y autobronceadores: ingredientes y recomendaciones

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La piel con un bronceado natural y homogéneo es un símbolo estético y de salud muy presente en nuestra sociedad. Sin embargo, no esta exento de riesgos. Cáncer de piel, manchas, envejecimiento prematuro de la piel… son problemas que escuchamos frecuentemente asociados al exceso de sol.

Autobronceadores y protectores potenciadores del bronceado limitan el riesgo de la exposición al sol a la vez que consiguen broncearla.

El color de la piel esta determinado por diferentes moléculas que se pueden encontrar en diferente medida:

  • Hemoglobina: componente de la sangre, aporta un color rosado a la piel característico de la gente con pieles muy claritas.
  • Carotenoides: derivados de la vitamina A. Aunque tiñen la piel de un color parecido al bronceado, no es el mismo.
  • Melanina: la producción de melanina en el pelo, piel y ojos es imprescindible para la protección frente a la radiación ultravioleta (UV). Sintetizada por los melanocitos a partir de una molécula llamada tirosina. Todo este proceso de producción está regulado y potenciado por la presencia de diversas enzimas que aceleran los pasos necesarios para convertir la tirosina en melanina. Potenciar esta vía para aumentar los niveles de melanina es la mejor forma de conseguir un bronceado natural y protector frente a la radiación solar.

En el mercado existen muchos productos con el mismo objetivo, aumentar el tono de la piel. Sin embargo, hay grandes diferencias entre ingredientes que van a modular el efecto bronceador. Conoce sus ventajas y desventajas:

Derivados de la tirosina o fenilalanina

La tirosina y fenilalanina son precursores de la melanina. En teoría, si aumentamos los niveles de estas moléculas en nuestra piel, es lógico pensar que aumentarán los niveles de melanina. En la práctica esta limitado porque a a tirosina le cuesta penetrar en la piel. Por su parte la fenilalanina penetra mejor en la piel, pero una vez en ella tiene que ser convertida a tirosina.

  • Ventajas: natural, ofrece un bronceado muy parecido al del sol.
  • Desventajas: necesitamos dosis repetidas para conseguir el bronceado.

Productos autobronceadores y protectores solares con tirosina, fenilalanina o alguno de sus derivados:

Derivados del ácido palmítico

Diversos estudios demuestran la alta capacidad de algunas moléculas de síntesis derivadas del ácido palmítico, como el Dihydroxy Methylchromonyl Palmitate (DMP). Se cree que estas sustancias pueden actuar estimulando la actividad de las enzimas relacionadas con la formación de la melanina.

  • Ventajas: alta capacidad bronceadora, sin problemas asociados a su uso y además produce un bronceado muy natural.
  • Desventajas: derivado de un aceite no recomendado en pieles grasas.

Productos con DMP en su composición:

Aceites esenciales

Se ha observado en diversos estudios que algunos aceites esenciales extraídos de plantas como por ejemplo la flor de loto (Nelumbo nucifera) tienen capacidad para inducir el bronceado. Sin embargo, en el mismo aceite esencial existen otros componentes que podrían tener el efecto contrario. Por ello y por otras cuestiones (económicas, técnicas…) no es muy habitual su uso en cosmética.

Carotenoides

Con buenas propiedades antioxidantes, producen un bronceado no relacionado con la melanina y por ello menos natural. Si quieres saber más sobre los carotenoides, pincha aquí.

  • Ventajas: aunque el bronceado no es relacionado con la melanina, también aportan protección a la piel ya que son moléculas muy antioxidantes, no requieren sol para ejerecer su efecto.
  • Desventajas: dan un tono anaranjado a la piel.

Productos con carotenoides en su composición:

Dihidroxiacetona (DHA)

Es el bronceador más típico. Ejerce un bronceado muy rápido (cuestión de horas) y potente. Sin embargo el bronceado que produce no esta asociado a la formación de melanina.

  • Ventajas: el bronceado más rápido y potente, no requieren sol para ejercer su efecto.
  • Desventajas: no ejerce apenas efecto protector frente a la radiación solar y produce un bronceado anaranjado.

Productos con DHA en su composición:

Es importante destacar el efecto protector frente al sol de la mayoría de estos productos: por un lado, algunos contienen protectores solares que disminuyen el riesgo de la radiación y por otro disminuye el tiempo que estamos expuestos al sol, ya que alcanzamos el bronceado deseado mucho más rápido. Siempre son una gran elección para disfrutar del verano con seguridad.