Los problemas de las dietas gluten free

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La enfermedad celiaca afecta hoy en día a un 1% de la población. El número de diagnósticos no para de crecer año tras año. Esto está siendo utilizado por diversas empresas como factor de marketing, eliminando el gluten de sus productos para atraer a nuevos clientes. Sin embargo, debemos preguntarnos si eliminar el gluten de la dieta puede aportar alguna ventaja en términos de salud, de estética o a nivel económico. En este post repasaremos qué es la celiaquía, por qué aparece y sobre todo si las dietas gluten free tan de moda pueden reportarnos algún beneficio.

Qué es la celiaquía

La enfermedad celiaca o celiaquía es un desorden en nuestro sistema defensivo o inmunológico. El origen radica en que nuestras defensas reconocen al gluten como un elemento potencialmente dañino y por ello tratan de eliminarlo. Este tipo de problemas los conocemos como enfermedades autoinmunes.

El gluten es una proteína presente en numerosos cereales como trigo, cebada o centeno. En latín, gluten significa pegamento y proviene de su capacidad para mantener la  elasticidad y propiedades culinarias de los cereales que lo contienen.

gluten free

La incidencia de esta enfermedad se ha cuadruplicado en los últimos 50 años. Se calcula que aproximadamente el 80% de las personas que la sufrían en 2009 no estaban diagnosticadas. Aunque poco a poco se va poniendo remedio, en 2014 el porcentaje de no diagnosticados aún era del 50%. Es evidente que existe un problema de infradiagnóstico importante en la población.

¿Por qué se desarrolla la enfermedad?

La celiaquía aparece por la suma de diferentes factores genéticos (propios de la persona) y ambientales (propios del medio que nos rodea). Te explicamos cuales son los más importantes para desarrollar la enfermedad.

Factores genéticos

El desarrollo de la celiaquia tiene una carga genética muy importante, por ello se observan muchos casos dentro de una misma familia. Las mutaciones principales y responsables de la mayoría los casos (casi el 100%) se encuentran en unos genes conocidos como HLA-DQA1 y HLA-DQB1, muy implicados en las respuestas inmunológicas del organismo.

Proteína HLA celiaquia
Interacción proteína HLA con el gluten

Hasta un 40% de las personas de Europa, America y el sudeste asiático son portadoras de estos genes anómalos, pero sin embargo únicamente el 1% de la población desarrolla la enfermedad.

Podemos decir que para desarrollar la enfermedad es imprescindible tener las mutaciones genéticas, pero tener estas mutaciones no implica que vayamos a sufrir la enfermedad. Existen numerosos tests genéticos que nos hablan de la propensión a sufrir la enfermedad, pero nunca podemos utilizarlos como tests diagnósticos.

Factores ambientales

Uno de los factores más estudiados ha sido el momento de introducción del gluten en la dieta de los niños. Aunque los estudios no han sido del todo concluyentes, los expertos señalan que el momento de introducción del gluten en la dieta de los niños no afecta a que estos desencadenen o no la enfermedad. Sin embargo sí que hacen una serie de recomendaciones:

  • Introducir el gluten entre los 4 y 12 mese de vida, intentando introducirlo más pronto que tarde (tratar de introducirlo antes de los 6 meses).
  • Introducirlo poco a poco. La introducción debe ser gradual.

gluten bebeTambién se ha observado que el momento de nacimiento del bebé y la forma de nacimiento afecta al riesgo futuro de padecer la enfermedad. En este caso, los bebés nacidos en verano tienen más propensión a sufrir celiaquía, así como aquellos que nacen por cesárea electiva (cesárea programada a causa de un problema en la madre).

Otros factores de riesgo son las infecciones gastrointestinales y respiratorias durante la infancia, así como el uso excesivo de antibióticos e inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, pantoprazol…). Factores preventivos son la vacuna del rotavirus o la colonización por una bacteria típica digestiva conocida como Helicobater pylori.

¿Qué hacer si me detectan celiaquía?

Hasta la fecha, el único tratamiento contra la celiaquía es llevar una dieta libre de glutenEsto significa que se debe limitar el consumo de cereales como el trigo, centeno y cebada. Para más información sobre las dietas sin gluten, pinchar aquí.

Una vez iniciada la dieta, los síntomas se suelen resolver rápidamente, normalmente en días o semanas. Es importante acudir a un experto nutricionista que nos recomiende sustitutos adecuados al gluten para proveer a nuestro organismo de las cantidades adecuadas de fibra y nutrientes.

Hoy en día, se están estudiando fármacos que podrían suponer una alternativa a la dieta. Actualmente, hay dos fármacos en fases iniciales de estudios clínicos: larazotide y latiglutenasa.

Sensibilidad o alergia al gluten

A parte de los celiacos, hay personas que presentan un grado variable de sensibilidad al gluten. En este caso, no se trata de ninguna reacción autoinmune, sino de una inflamación intestinal producida al consumir productos con gluten. Esta inflamación puede causar numerosos síntomas intestinales como náuseas, molestias abdominales, flatulencia… e incluso extra intestinales como fatiga, dolor de cabeza, depresión…

En este caso, una vez diagnosticado, el tratamiento se basa en reducir las cantidades de gluten que ingerimos en la dieta. Mientras que los celiacos deben evitar a cualquier costa el consumo de gluten, las personas con sensibilidad al gluten deben disminuir su ingesta hasta niveles que no les ocasionen sintomatología.

Dietas gluten free

El movimiento de dietas gluten free esta de moda. Son varios/as los/las celebrities que han tomado la decisión unilateral y sin consultar a ningún profesional sanitario de eliminar el gluten de sus dietas. Entre éstas, hay nombres tan famosos como Victoria Beckham o Lady Gaga. Pero ¿qué respaldo científico tiene esto?.

Victoria-Beckham-2010Es verdad que muchos alimentos que aportan calorías suelen contener gluten, como por ejemplo las pizzas, la bollería industrial… Es lógico que si eliminamos el gluten de nuestras dietas, también eliminemos este tipo de productos. Sin embargo, hay que tener claro que esto no es un problema del gluten sino del tipo de dieta que llevamos.

Por tanto es importante que quede clara la afirmación, una dieta baja en gluten no ayuda a adelgazar ni a bajar de peso. De hecho, como luego explicaremos, es más probable que se ganen kilos siguiendo este tipo de dietas.

En cambio, las dietas libres de gluten si que presentan varias desventajas que pasamos a enumerar:

  1. Como norma general, aumenta el consumo de grasa y disminuye el de fibra. El menor consumo de cereales es sustituido en la mayoría de casos por otros alimentos generalmente de origen animal que contienen mayor relación de grasas y menos fibra. Como media, los celiacos consumen un 10% más de calorías respecto a los no celiacos y 12 gramos más de grasas al día. Además, también disminuye el consumo de minerales y vitaminas como el magnesio, hierro, zinc, manganeso, selenio y ácido fólico, pudiendo llegar en muchos casos a aparecer déficits de los mismos. Para evitar deficiencias es importante la elaboración de dietas específicas por expertos nutricionistas.
  2. Muchos de los productos gluten free tienen menor sabor. Para solventar este problema la industria añade potenciadores del sabor como el azúcar para mejorar su palatabilidad.
  3. Seguir una dieta con productos sin gluten es de media entre 5 y 10 veces más caro (aunque este factor está disminuyendo). Los productos libres de esta proteína tienen precios que son casi inalcanzables para muchos de los usuarios.
  4. Como ya hemos comentado, los productos sin gluten tienden a presentar menores cantidades de fibra y oligoelementos. Un estudio de la asociación americana del corazón ha concluido que las personas que llevan dietas sin gluten tienen un riesgo un 13% mayor de sufrir diabetes mellitus tipo 2.

Hoy en día están claras las numerosas desventajas que tienen las dietas sin gluten. No existe ningún motivo para abstenerse de consumir esta proteína a no ser que suframos celiaquía o sensibilidad al gluten diagnosticada por un especialista. Nuestra recomendación: en caso de que tengas alguna de estas enfermedades, ponte en manos de un experto nutricionista para que te ayude a elaborar una dieta sana y equilibrada.

Si tienes alguna duda, no dudes en consultarnos 🙂

¿Por qué mi jarabe lleva alcohol?

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Si leemos detenidamente la composición de muchos de los jarabes que podemos adquirir en las farmacias, observamos que entre sus componentes se incluye el alcohol, también conocido como etanol. Además, muchos de estos productos van destinados a niños, por lo que fácilmente nos puede surgir la pregunta de por qué a los jarabes se les añade alcohol.

Existen muchísimos ejemplos de jarabes formulados con alcohol, pero hay que destacar aquellos que contengan principios antitusivos y sobre todo todos los que etiquetamos de natural y homeopático. Ahí van algunos ejemplos:

Jarabes con etanol

¿Qué es un jarabe?

Por definición, un jarabe es una solución (agua destilada) en la que se diluye azúcar (sacarosa) hasta saturación (aproximadamente 65% p/p). Es decir, diluimos el máximo azúcar posible que el agua es capaz de captar. A partir de esta solución de consistencia viscosa que llamamos jarabe simple, se pueden añadir diversos medicamentos para hacer lo que se conoce como jarabe medicado y es el que encontramos en las farmacias para tratar diversas dolencias.

Las ventajas de esta preparación es que el azúcar es un perfecto conservante cuando va en saturación. Al impedir el crecimiento de los microorganismos en su interior, no necesita la incorporación de más conservantes.

Sin embargo, también tiene varias desventajas. Entre ellas la gran cantidad de azúcar que se consume por toma impide su uso en personas diabéticas (no está recomendado). A su vez, cambios de temperatura en el exterior varían la solubilidad del azúcar, pudiendo aparecer precipitados o haciendo que ésta pierda su capacidad conservante.

¿Por qué se añade alcohol a los jarabes?

El alcohol se añade básicamente por dos motivos:

  • Hay muchos fármacos o principios activos que no son solubles en agua. En este caso, el alcohol facilita su solubilidad. Es muy típica la adición de etanol en jarabes para la tos (el dextrometorfano no se solubiliza bien en agua) o en muchos jarabes “naturales” (muchos extractos de plantas contienen moléculas que no se disuelven bien en agua). Las empresas farmacéuticas han empezado a cambiar el etanol en muchos casos por otras moléculas que pueden desempeñar esta misma función, como por ejemplo el propilen glicol.
  • El alcohol es un buen conservante. Ayuda a reforzar la acción del azúcar a saturación impidiendo el sobrecrecimiento de microorganismos.

Las concentraciones de alcohol que se añaden a los jarabes son generalmente muy bajitas, rondando el 5% (5 gramos de alcohol por cada 100 ml). Además, hay que pensar que las tomas suelen ser de volumenes pequeños (en torno a 5-10 ml). Por estas razones, aunque el jarabe contenga alcohol, su efecto va a ser insignificante en la mayoría de casos.

¿Se puede utilizar en niños?

Todos sabemos que se debe impedir el consumo de alcohol en niños. Sin embargo, por la facilidad de su dosificación y su sabor y olor agradables, el jarabe es una de las formas farmacéutica que más se emplea en su tratamiento. Como es lógico esto puede suponer un problema.

En este sentido, la agencia americana FDA (Food and Drug Administration) ha regulado la cantidad máxima de alcohol que pueden tener los jarabes destinados a niños. En España no se han regulado los límites (al menos yo no la he encontrado…). La FDA pone los siguientes rangos en función de la edad de los niños:

  1. Niños menores de 6 años: concentración máxima de alcohol del 0,5% (esto es 0,5 g de alcohol por cada 10 ml de jarabe).
  2. Niños entre 6 y 12 años: concentración máxima de alcohol de 5%.
  3. Mayores de 12 años: concentración máxima de 10%.

Estos márgenes que plantea la FDA proporcionan mucha seguridad. Por tanto, si el jarabe que vamos a utilizar cumple estas reglas, podemos estar seguros de que no va a ser perjudicial para el niño/a.

¿Por qué el alcohol es tan perjudicial en niños?

Uno de los grandes problemas en niños (al igual que en adultos) es la capacidad del alcohol para inducir un estado hipoglucémico. La disminución de azúcar en sangre puede llevar en casos graves al coma e incluso a la muerte. Mientras que en adultos la dosis media necesaria para llegar a este desenlace fatal oscila entre 5-8 g/kg de peso, en niños es de 3 g/kg. Esto es, en un adulto de unos 60 kg harían falta unos 420 g de alcohol para inducir la muerte (en términos medios) y en un niño de 6 años (21 kg aprox.) sólo harían falta 63 g de alcohol.

En esta tabla se reflejan el volumen en mililitros necesario para alcanzar las dosis letales en función de la edad y peso del niños y el % de alcohol que contiene un preparado:

Dosis jarabe para alcanzar concentración letal de alcohol
Volumen de jarabe para alcanzar la dosis letal de alcohol en función de la concentración en el jarabe y la edad

Según la tabla anterior, se necesitarán 798 ml de un jarabe con concentración de etanol del 10% para alcanzar la dosis letal en un niño de 6 años (aproximadamente 21 kg).

Entre los adultos, ¿quién tiene prohibido utilizar jarabes con alcohol?

A parte de los niños, también hay ciertos casos en adultos en los que no es recomendable la utilización de productos que contengan alcohol:

  • Personas en tratamiento para la deshabituación del alcohol: toman un medicamento llamado disulfiram (Antabus®) que produce efectos similares a la resaca con dosis mínimas de alcohol.
  • Toma de otros medicamentos como algunos antibióticos (metronidazol, sulfonamidas, ketoconazol, isoniazida, tolbutamida…) que pueden desencadenar reacciones parecidas a las del disulfiram con dosis muy bajas de alcohol.

Las dosis de alcohol que habitualmente se utilizan en jarabes suelen ser muy bajas y por tanto seguras. Aunque no hay que crear ningún tipo de alarma, es importante que siempre haya un profesional sanitario competente que nos ayude a la selección adecuada del producto. Una lectura de los ingredientes del producto antes de su toma nos informará de la presencia o no de alcohol en su composición. Nuestra recomendación: especial cuidado en productos naturales y homeopáticos.

Caída de pelo ¿cuál es el mejor suplemento?

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Cada vez son más los hombres y mujeres que sufren problemas relacionados con la caída de pelo. Los tratamientos destinados a paliar este problema se han puesto en muchas ocasiones en entredicho. Sin embargo, cada vez es mayor tanto el consumo como la proliferación de nuevos productos destinados a potenciar el crecimiento capilar. ¿Son efectivos? ¿En qué se basan sus efectos?. Te lo contamos en este post.

Existe una amplísima variedad de moléculas a las que se les atribuye propiedades para aumentar el crecimiento. Las dos moléculas más importantes son la finasterida y minoxidil. Sin embargo, requieren de una prescripción médica para su utilización y pueden presentar algunos efectos adversos.

Debido a las limitaciones de las anteriores, han surgido muchísimos preparados en forma de cápsulas, lociones y champús que no requieren ningún tipo de prescripción.

Te presentamos los grupos de moléculas más importantes utilizados para frenar la caída del cabello y te explicamos su función.

EFECTO ANTIANDROGÉNICO

Los suplementos/fármacos con actividad antiandrogénica son los adecuados para combatir la alopecia androgénica. A nivel fisiológico, el aumento de dihidrotestosterona (DHT) que es una hormona androgénica, es la responsable de la aparición del tipo de alopecia más común. La DHT se forma a partir de la testosterona a través de una reacción mediada por una enzima conocida como 5 alfa reductasa.

Reacción 5 alfa reductasa
Reacción de la 5 alfa reductasa para convertir testosterona en dihidrotestosterona (DHT)

Hay diferentes suplementos naturales que reducen la actividad de la 5 alfa reductasa y por tanto, consiguen disminuir la concentración de dihidrotestosterona mejorando los signos de la alopecia androgénica. Entre los principales activos con acción antiandrogénica:

  1. Serenoa repens, también conocido como Sabal serrulata
  2. Pygeum africanum conocido como ciruelo africano (Prunus africanum)
  3. Derivados de la calabaza (Cucurbita pepo)
  4. Derivados de soja (Glycine soya)

En todas estas especies encontramos moléculas capaces de inhibir la acción de la 5 alfa reductasa, disminuyendo consecuentemente los niveles de dihidrotestosterona. Por ejemplo, en Serenoa repens encontramos una molécula llamada B-sitosterol que es la responsable de este efecto, mientras que en el ciruelo africano la actividad reside en una sustancia conocida como N-butylbenzenesulfonamide (NBBS).

Aprovechando este mismo efecto antiandrogénico se ha utilizado también como remedio natural en problemas desencadenados por la menopausia, como los típicos sofocos.

EFECTO ANTIOXIDANTE

Las especies reactivas de oxígeno (ROS) o radicales libres son moléculas que se forman como consecuencia de diversos procesos metabólicos y fisiológicos. Ya hablamos de los antioxidantes en un post anterior. La peculiaridad de los ROS reside en que son moléculas que tienden a reaccionar fácilmente con cualquier estructura ocasionando en última estancia daños en membranas celulares, ADN, proteínas o lípidos. Nuestro organismo dispone de diferentes sistemas defensivos con propiedades antioxidantes, sin embargo en ocasiones se ven sobrepasados apareciendo el estrés oxidativo y todas las enfermedades que puede ocasionar.

En el caso concreto del pelo, el estrés oxidativo se ha relacionado con una peor función de las células que conforman los folículos pilosos, favoreciendo la aparición de un pelo cada vez más fino hasta que puede incluso llegar a desaparecer.

Las situaciones en las que sometemos a nuestro cuerpo a un estado pro oxidativo son numerosas: estrés, fumar, tomar el sol o incluso la propia contaminación. En todos estos casos, la toma aumentada de antioxidantes podría tener un efecto importante para frenar la caída del pelo.

Entre las sustancias con propiedades antioxidantes que podemos encontrar de forma habitual en los suplementos están:

  1. Quinoa (Chenopodium quinoa)
  2. Uva (Vitis vinifera)
  3. Extracto de borraja (Borago officinalis)

Tipos quinoa

Todos ellos tienen propiedades antioxidantes debido a la presencia de moléculas comunes como los ácidos grasos esenciales o algunas vitaminas (E, C, A…). El caso de la uva y la quinoa son más especiales ya que contienen moléculas con gran actividad antioxidante, como el resveratrol y las betalaninas.

VITAMINAS

Las vitaminas se caracterizan por ser moléculas esenciales para la vida que nuestro organismo no puede sintetizar por sí mismo. Por nuestra incapacidad para sintetizarlas, la única vía de entrada es a través de una dieta variada o en forma de suplementos. Aunque con una dieta equilibrada podemos conseguir unos niveles adecuados de estas moléculas, hay determinadas situaciones en las que podemos sufrir déficits que ocasionen la aparición de problemas. Las vitaminas más habituales en los suplementos destinados a frenar la caída del cabello son:

  1. Vitamina B3 (niacina)
  2. Vitamina B5 (ácido pantoténico, pantenol)
  3. Vitamina B7 (biotina)
  4. Vitamina B9 (ácido fólico) y vitamina B12 (cobalamina)
  5. Vitamina C (ácido ascórbico)
  6. Vitamina A
  7. Vitamina D
  8. Vitamina E (tocoferol)

Cada vitamina tiene un efecto característico para combatir la caída del cabello. Mientras que algunas son antioxidantes (A, C, E…) otras mejoran la estructura del folículo piloso (vitamina B5), ayudan a la formación de queratina (vitamina B7) o ejercen acciones fundamentales en el metabolismo energético (vitamina B3), indispensable para la formación de cabello nuevo.

MINERALES

Necesaria su inclusión en la dieta o en forma de suplementos, los minerales son esenciales para el funcionamiento normal del metabolismo y por tanto para el organismo. En el caso concreto del pelo y el folículo piloso, se requieren diferentes minerales tanto para su síntesis y como para su mantenimiento. Entre los minerales más importantes que podemos encontrar en los suplementos anticaída:

  1. Zinc
  2. Hierro
  3. Selenio
  4. Cobre

Su deficiencia es responsable de una pérdida de la resistencia, rizado y elasticidad del cabello.

Los minerales ejercen acciones mediadoras de reacciones en el organismo. Muchas de estas reacciones están relacionadas con la formación de las proteínas necesarias para crear el pelo (Zinc y Cobre), con la proliferación celular (hierro) o con el mantenimiento de las defensas antioxidantes (Selenio).

AMINOÁCIDOS Y DERIVADOS

La queratina es la proteína más abundante del cabello. Posee una estructura muy característica, en la que destaca su resistencia e insolubilidad en el agua que la hace ideal para funciones estructurales. La resistencia de esta proteína viene determinada por su especial estructura. En ella, los aminoácidos azufrados (cisteína y en menor medida metionina), forman gran cantidad de enlaces resistentes conocidos como enlaces disulfuro. Un pelo firme y bien anclado va a depender en gran cantidad de la presencia de los sustratos necesarios para la adecuada formación de la queratina.

  1. Cisteína: esencial en la formación del pelo, es el elemento mayoritario de la queratina. La suplementación con este tipo de aminoácidos son capaces de aumentar la velocidad de formación de queratina, permitiendo un pelo más denso y saludable. Además, su consumo aumenta la vida del pelo, disminuyendo la velocidad de caída capilar.
  2. Metionina: parte esencial de la queratina, de la misma forma que en el caso anterior, mejora el tiempo de vida del cabello y su velocidad de formación.
  3. Arginina: en este caso, la actividad reside en la formación de óxido nitroso (NO). El NO tiene un efecto vasodilatador (se utiliza como fármaco), aumentando el riego sanguíneo y el aporte de sustratos en el folículo piloso. Este aumento del aporte de nutrientes favorece el crecimiento capilar.
  4. Taurina: se ha visto que desempeña un papel fundamental reduciendo la caída capilar en los casos relacionados con el estrés.
Estructura queratina
Estructura queratina

ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES

Son los conocidos como omega 3 u omega 6. Por su naturaleza especial, son ácidos grasos que nuestro organismo es incapaz de sintetizar. La única vía de entrada a nuestro organismo es a través de la dieta o con suplementos.

En los suplementos contra la cáida los podemos encontrar ya sea en forma de aceite de pescado, derivados de extractos de plantas (como la rúcula) o algas.

Su deficiencia origina pérdida de hidratación del pelo, llevando en última fase a su caída. También se han visto imprescindibles para mantener una formación del cabello adecuada. Además de sus efectos sobre el pelo, también son muy reconocidos por su actividad a nivel circulatorio y cardíaco.

En nuestra sección destinada a los productos anticaída podrás encontrar mayor información para que puedas elegir el suplemento que mejor se adapte a tus necesidades y a tu tipo de caída capilar. Recuerda que si necesitas más información, estaremos encantados en ayudarte.