Aprende qué es la cocaína y cómo funcionan los tests para su detección

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Los tests de cocaína se han convertido en trending topic estos últimos días debido al chófer que volcó su autobús con 22 niños en su interior. La madre del susodicho defendía: “un falso positivo” refiriéndose al test utilizado para detectar la sustancia y además matiza que su hijo consumió la droga el viernes en una fiesta, siendo miércoles el accidente. ¿Pueden haber falsos positivos? ¿Puede durar la droga en el organismo 5 días?.

¿Qué es la cocaína?

La cocaína es una molécula que se extrae de las plantas de coca, cultivada generalmente en América del sur. Forma parte de un grupo de moléculas conocidas cómo alcaloides, y que son sintetizadas por la propia planta como metabolitos secundarios para realizar diversas funciones.

La cocaína actúa directamente sobre la neurotransmisión neuronal, inhibiendo un proceso normal conocido como recaptación de neurotransmisores (en concreto noradrenalina y dopamina). El resultado final es el aumento de las concentraciones de estas sustancias a nivel cerebral. Sus efectos son derivados de estos aumentos:

  • Vasoconstricción, taquicardia y aumento de la contracción cardíaca: disminuye el diámetro de los vasos sanguíneos, aumenta la frecuencia cardíaca… aumentando la presión arterial. Una consecuencia muy típica de ella es la destrucción del tabique nasal en las personas que toman cocaina inhalada: la cocaina depositada en el tabique induce tal vasoconstricción que impide que llegue la sangre a esta estructura, provocando la muerte de las células ahí presentes.
  • Sistema nervioso central: mejora el estado de ánimo, provoca insomnio, hiperactividad motora… pasado su efecto, aparecen los signos contrarios a éstos, como cansancio, fatiga…
  • Dependencia: muy relacionado con los circuitos de recompensa de la dopamina.
Cocaína

La cocaína se consume habitualmente por tres vías, inhalada (esnifada o fumada) o por vía intravenosa. La molécula de cocaína es muy pequeñita, por ello (y por otros motivos), tiene un efecto de acción que se inicia de forma muy rápida, pero también es eliminada por nuestro organismo de forma rápida.

¿Cómo detectan los tests la cocaína?

Cuando la cocaína es consumida, va atravesando con la circulación sanguínea el hígado. El hígado es el órgano encargado de metabolizar esta molécula para facilitar su eliminación y acabar con el efecto tóxico de la cocaina. Unas enzimas conocidas como carboxilesterasas, convierten la cocaína en otra molécula llamada benzoilecgonina. La benzoilecgonina es excretada con la orina.

Benzoilecgonina

 La característica de la benzoilecgonina es que aunque tiene menor toxicidad que la cocaína, se mantiene más tiempo en el organismo que esta. Precisamente debido a ello, se puede detectar en el organismo durante mucho más tiempo que la cocaína. La cocaína tiene una vida media de 0,5-1,5 horas, mientras que la benzoilecgonina es de 7-9 horas. La vida media es el tiempo necesario para eliminar la mitad de la dosis consumida de nuestro organismo.

Habitualmente, en farmacia, tomamos en consideración que cuando pasan 5 vidas medias, el organismo a eliminado más del 99% de la molécula y por tanto se puede asumir que ya no es detectable. En este caso, el tiempo para eliminar más del 99% de cocaína será aproximadamente 7,5 horas, y de la benzoilecgonina de unas 45 horas (2 días).

Respondiendo a la defensa de la madre del chófer, es muy difícil aceptar o al menos cuesta bastante creer que se detecte la cocaína pasados aproximadamente 5 días desde su consumo.

¿Cómo funcionan los tests de cocaína?

Como hemos comentado, los tests funcionan detectando la benzoilecgonina. Los tests caseros se basan en una técnica conocida como inmunoensayo cromatográfico, donde la benzoilecgonina es reconocida por anticuerpos. Los anticuerpos se caracterizan por su capacidad para reconocer con altísima especificidad a una molécula concreta.

Un falso positivo podría detectarse en caso de que en nuestro organismo existiese esta misma molécula (benzoilecgonina), pero que viniese de una vía diferente a la cocaína. Un ejemplo de esto por ejemplo sería una solución que existía antiguamente llamada esterom, la cual estaba formulada con benzoilecgonina. Hoy en día este producto no está comercializado.

Sí que es más habitual la aparición de falsos negativos, debido a múltiples causas, mala conservación de la muestra, niveles de la molécula
por debajo de el nivel mínimo detectable…Test cocaína

Además, es norma habitual que tras un test positivo se corrobore con otros test mucho más sensibles y fiables. Por ello, respondiendo a la segunda afirmación que defendía la madre: “se trata de un falso positivo”, podemos decir que también es presumiblemente falsa.

Cómo elegir el tratamiento para eliminar las manchas de la piel

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Existen numerosísimos productos destinados a acabar con las manchas en la piel, sin embargo ¿cualquier mancha se puede tratar con cualquier despigmentante?.

En un post anterior ya hablamos del melasma, uno de los tipos de mancha más habituales en los rostros de embarazadas o que están tomando anticonceptivos orales.

La elección del despigmentante adecuado se debe basar en 3 pasos:

1. Tener en cuenta los signos de alerta

El primer paso debe ser nuestra propia seguridad, y es que algunos tipos de manchas pueden evolucionar a los temidos melanomas. Por ello, en primera instancia debemos evaluar que nuestra mancha no tenga signos que alerten de un problema mayor que el meramente estético.

Para ello se ha elaborado una regla, conocida como ABCDE que se encarga de esta cuestión:

  • A de Asimetría. Cuando una mitad de la mancha es diferente de la otra mitad, puede ser indicativo de algún problema importante en la piel.
  • B de Borde. Bordes irregulares, que no siguen un patrón lineal. Es uno de los primeros signos en la mayoría de melanomas.
  • C de color. Presencia de más de un tono en una misma mancha.
  • D de diámetro. Diámetros de la mancha mayores a 6 mm. Este es un factor menor, ya que existen numerosísimas problemas de pigmentación con mayores diámetros y totalmente benignas y viceversa, melanomas con diámetros menores.
  • E de evolución. Quizá sea el punto más importante. Cambios en las características anteriores, de forma rápida podrían ser un claro signo de que algo no anda bien.

2. Conocer el tipo de mancha que tenemos

Las manchas las podemos diferenciar en dos tipos diferenciados, las manchas melánicas y las melanocíticas.

Las manchas melánicas consisten en un aumento de la producción del pigmento melanina en áreas concretas de nuestra piel. Ya que la mayoría de ingredientes se encargan de detener la formación de melanina, éstos serán realmente útiles en este tipo de manchas. Entre estas manchas podemos encontrar las manchas postinflamatorias a cualquier irritación en la piel, el melasma o las pecas.

Las manchas melanocíticas no se deben al aumento de producción de melanina, sino que son consecuencia de una agregación de melanocitos en la piel. En este tipo de manchas, el despigmentante clásico tendrá una menor capacidad de actuación y por tanto los resultados no serán los deseados. En este caso nuestra acción debe ir más encaminada a renovar la capa epidérmica de la piel, con activos con propiedades pseudoexfoliantes. Las manchas más típicas de este grupo son los clásicos lunares o los léntigos solares, que aparecen generalmente por sobreexposiciones al sol.

3. Leer la etiqueta de los productos despigmentantes

Existen ingredientes realmente efectivos inhibiendo la formación de melanina, como pueden ser la hidroquinona, el ácido kójico, el ácido azelaico o resorcinol. Sin embargo, muchos otros productos basan su actividad en la presencia únicamente de activos antioxidantes, algunos de los cuales sí que han demostrado efectos antimanchas como por ejemplo el ácido elágico, pero muchos otros no.

Una vez seleccionado nuestro despigmentante, sólo faltarán dos cosas para que el tratamiento tenga resultado:

  • Utilizar un protector solar de forma diaria: la fotoprotección supone la mejor herramienta en la prevención de manchas asociadas al sol y la aparición de melanomas.
  • Tener paciencia: los tratamientos despigmentantes actúan de forma lenta. Como mínimo se requieren dos meses de tratamiento para descubrir sus efectos.

Desde TheFarmaco hemos elaborado un test muy sencillo que realiza los pasos descritos para recomendarte los tratamientos más recomendados para tu piel. Descúbrelo pinchando en este link.

Utiliza tu crema antiarrugas por la noche, mejorarás su eficacia

Publicado el
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La rotación de la Tierra alrededor del Sol provoca ciclos de luz y oscuridad, cambios de la temperatura ambiental… que tienen una duración de 24 horas. En los organismos, la evolución ha provocado que muchos de los procesos biológicos estén coordinados con estos ciclos periódicos de luz-oscuridad, para que nos adaptemos a las circunstancias de la mejor forma posible. Estos ciclos biológicos se conocen como ritmo circadiano.

En los humanos y en el resto de los mamíferos, los ritmos del reloj los regula la luz. Cuando nuestros ojos perciben luz, envían señales al cerebro comunicándole que es de día, y lo contrario ocurre cuando no detectan luz. Por tanto, el cerebro se comporta como el coordinador central de los procesos circadianos, pero no es el único responsable de que ocurran estos ciclos. Absolutamente todos los órganos (riñon, hígado…) de los mamíferos tienen sus propios ritmos circadianos, y su regulación se lleva a cabo a nivel general por el cerebro, y a nivel local por el propio órgano. Por supuesto, la piel también tiene sus propios ritmos.

Como hemos comentado, la luz es el estímulo más importante a nivel central para regular los ritmos circadianos. Sin embargo, la piel está constantemente expuesta a otros factores ambientales como la temperatura, humedad o radiación UV, y por ello, no es raro que todos estos factores también tengan capacidad para cambiar las propiedades de la piel a lo largo del día.

ritmos-pielLos factores ambientales pueden cambiar gran cantidad de situaciones metabólicas y fisiológicas. A continuación te muestro las más importantes:

Renovación de la epidermis

La piel está formada por una capa externa llamada epidermis que está en constante proliferación. Diariamente se forman nuevas células y otras ya muertas se van desprendiendo. Se ha observado que los ritmos diarios de la piel tienen capacidad para regular estos procesos. Durante el día, estamos expuestos a la radiación UV proveniente del sol, y hay una menor división celular (menor proliferación), y lo contrario ocurre por la noche.

Como todos sabemos, la luz UV es un agente pro cancerígeno. Cuando la luz UV incide sobre el ADN de las células de la piel, puede producir cambios en la secuencia e inducir los cánceres de la piel. Se sabe que cuando las células están proliferando, la probabilidad de que la luz UV induzca un problema en el ADN (una mutación) es mucho mayor.

Nuestro organismo se ha adaptado durante la evolución para que la proliferación celular se produzca mayormente por la noche, cuando la incidencia UV es baja o nula.

Reparación de la piel

Los procesos de reparación de la piel ocurren de forma muy acentuada durante la noche. Los ritmos circadianos regulan muchos procesos encaminados en este sentido:

  • aumenta la circulación sanguínea en la piel por la noche, de tal forma que mayor cantidad de nutrientes alcanzan la piel. Esto se hace evidente con el aumento de la temperatura de la piel nocturna.
  • aumenta la permeabilidad de la piel por la noche. Este hecho permite que los nutrientes alcancen el lugar concreto de la piel donde tengan que actuar.
  • aumenta la reparación del ADN. Todos los daños acumulados durante el día en el ADN se repararán por la noche.

La explicación de por qué esto es así, va un poco encaminada como el ejemplo anterior. Para la reparación del ADN, se tienen que dar una serie de procesos que lo hacen más susceptibles a la aparición de mutaciones, por ello, mejor que sea en circunstancias donde no haya radiación UV.

Añadido a esto, los procesos de reparación requieren gran cantidad de energía. Durante el día la actividad es mucho mayor, y por ello es mejor utilizar nuestras reservas de energía en otros menesteres. El organismo le da mayor prioridad a otros tareas.

Estas situaciones tienen su trascendencia fisiológica y sus desventajas. Por ejemplo, cuando un alérgeno o una sustancia irritativa interacciona con la piel, será por la noche cuando más pique, ya que la permeabilidad de la piel aumentará, y su efecto será mayor.

Sin embargo, tener estos conocimientos también puede suponer un arma a nuestro favor a nivel cosmético. Cremas nutritivas, reparadoras, redensificantes, antiarrugas… debemos priorizar su utilización por la noche. El aumento de la permeabilidad de la piel permitirá que el efecto alcanzado con la misma dosis sea mucho mayor. Por ello, cuando nos pongamos una de estas cremas únicamente una vez al día, mejor por la noche.